Un operativo de la Secretaría Antidrogas (Senad) iniciado hace unos días en la Reserva Natural Mbaracayú ha permitido erradicar cultivos de estructuras criminales que deforestan el sitio. En total ya se desmantelaron 19 campamentos para el procesamiento de marihuana.


A la fecha, fueron destruidas 37 Hectáreas de plantíos, que una vez cosechadas dejarían una producción final de 111 Toneladas de droga lista. A esto se suma unos 20.000 kg de marihuana picada destruida de los campamentos.

El operativo está encabezado por el fiscal Lucrecio Cabrera con una importante participación de agentes de la Senad para erradicar cultivos y centros de producción en el departamento de Canindeyú.

Hasta el momento fueron sacadas de circulación 131 toneladas de marihuana, con un perjuicio económico ocasionado que ronda los US$ 3,93 millones.

Compartí: