El fiscal Marcelo Pecci, de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado, imputó a WALDEMAR PEREIRA RIVAS, alias CACHORRO, tras contar con suficientes elementos sospechosos que el mismo habría participado para la comisión de los hechos punibles previstos en los arts. 105, HOMICIDIO DOLOSO y 239, ASOCIACIÓN CRIMINAL, en calidad de participante.


El escrito de imputación señala que Pereira formaría parte de una organización criminal.
Que, esta organización criminal de la cual formaría parte el hoy imputado, desde mediados del año 2016 hasta la fecha operaba bajo el liderazgo de SERGIO DE ARRUDA QUINTILIANO alias MINOTAURO, organización la cual está estructurada jerárquicamente y diseñada de algún modo con roles concretos y diferenciados. Que en ese sentido se habrían planificado y ejecutado varios hechos punibles graves, principalmente en el Departamento de Amambay, y en la República Federativa del Brasil, en un contexto de una constante lucha territorial entre facciones criminales, con la consecuente instalación de un estado de violencia e inseguridad en la región.

Esta lucha entre organizaciones criminales tiene como fin eliminar a sus adversarios para posicionarse así en la región de modo a monopolizar las actividades criminales del grupo (tráfico de armas y sustancias prohibidas, entre otras actividades) así como también silenciar en forma violenta a toda aquella persona que denuncie los actos criminales que estos realizaban.-

La organización de la cual formaría parte el hoy imputado, tendría como mandos principales a EDERSON BENITEZ SALINAS, alias RYGUAZU y MARCIO
SANCHEZ, alias AGUACATE, los cuales se valdrían del hoy imputado para conseguir
el afianzamiento del grupo criminal en la zona, realizando todos los hechos descriptos
anteriormente y entre los cuales se encontraría el homicidio doloso del cual fue víctima’LEO VERAS’. Esta organización habría visto en la figura de la víctima una amenaza a sus
actividades ilícitas atendiendo a que el mismo en su calidad de periodista y comunicador social, habría realizado varias denuncias públicas sobre el modus operandi de la organización y sobre la implicancia de los mismos en graves hechos acontecidos en el Dpto. de Amambay, por lo que decidieron terminar en forma violenta con la vida de la víctima. Que, de la investigación preliminar y siguiendo un plan trazado, se tiene, que el vehículo que transportó a los autores materiales del homicidio de LEO VERAS, salió del taller que pertenece a WALDEMAR PE RIVAS, alias CACHORRO, y se dirigió hacia el domicilio del mismo, pa luego ir a consumar el hecho y posteriormente regresar al taller perteneciente al hoy imputado.

Waldemar Pereira fue detenido anoche en una barrera policial

Con relación a la detención de Waldemar Pereira, el agente fiscal Marcelo Pecci refirió que el citado fue trasladado hasta la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, por parte de agentes de la Policía Nacional, «Él hombre tenía una orden de detención en el caso que investiga el homicidio del periodista Leo Veras en Pedro Juan Caballero. Estuvimos verificando los elementos, le estamos dimos la posibilidad de declarar y a partir de ahí veremos los presupuestos de la imputación que corresponda en ese caso tanto como en otro surgido del Operativo Alba, en el que varias comitivas fiscales se constituyeron en el mes de febrero en la zona del Amambay, y a partir de ahí se formularon imputaciones y corresponde expedirse sobre la supuesta responsabilidad de esta persona detenida, en el marco de una investigación sobre organización criminal vinculada a hechos punibles de tenencia irregular de armas de fuego, de narcotráfico y sicariato”, indicó el representante del Ministerio Público.

Pecci agregó:  «Pereira fue detenido en circunstancia de un accidente de tránsito, supuestamente estaba en estado de ebriedad; allí la Policía lo identificó, lo detuvo y lo puso a disposición del Ministerio Público”, finalizó el agente público interviniente.

Compartí: