El Comité Superior de la Fraternidad Humana, inspirado en el documento firmado por el papa Francisco durante su primera visita a la península Arábiga en 2019, llamó este domingo a los creyentes de todo el mundo, independientemente de su religión, a rezar el 14 de mayo por el fin de la pandemia de la COVID-19.


«Cada uno, desde donde esté y de acuerdo con las enseñanzas de su religión, credo o secta debe pedir a Dios que nos quite esta pandemia de encima a nosotros y al mundo entero para rescatarnos a todos de esta adversidad», dijo el ente con sede en Emiratos Árabes Unidos (EAU) en un comunicado difundido por la agencia de noticias oficial WAM.

El consejo, creado tras la firma en febrero de 2019 del Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Conjunta, pidió que el día 14 se dedique al ayuno, las plegarias y las súplicas.

Ese documento fue sellado en Abu Dabi por el papa Francisco y el gran imán de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, líder de la institución de referencia del islam suní, con sede en Egipto, y principal interlocutor musulmán del pontífice.

El organismo musulmán-cristiano instó a «todos» los líderes religiosos y fieles del mundo a que recen por «la salud, prosperidad y estabilidad», y para que el globo se convierta tras el fin de la pandemia en un «lugar mejor de lo que nunca ha sido para la fraternidad y la humanidad», de acuerdo con WAM.

Las plegarias deberán estar también dirigidas a que los científicos encuentren una cura para la COVID-19.

La declaración de Francisco y Al Tayeb tenía como objetivo que gente de distinto credo se comprometiese con un futuro pacífico para todos a través de la reflexión sobre los desafíos que enfrenta la sociedad actual y el papel de la religión en la consecución de la paz mundial.

El Comité Superior de la Fraternidad Humana fue creado con los mismos principios y ha impulsado algunas iniciativas simbólicas en el pasado año. EFE

Compartí: