Descargar el Audio

El comunicador Édgar Chilavert, quien fue declarado inocente por un supuesto caso de abuso sexual, habló en "Entre Paréntesis" al respecto y manifestó que hubo una asociación criminal que se encargó de idear su acusación. Nombró a las personas involucradas y sostuvo que se trató de un montaje financiado por el intendente de Concepción, Alejandro "Tati" Urbieta.


Asimismo señaló que los teléfonos que fueron peritados tenían los datos que desmentían su culpabilidad y que los mismos fueron ocultados por el perito del Ministerio Público. Dijo a su vez que cuando se procedió a la lectura de los screens de los chats durante el juicio, demostraron que el caso se trató de un montaje.

Cabe recordar que la fiscala Karina Sánchez había pedido 18 años de prisión para el mencionado periodista. Mencionó que el encargado del diseño jurídico del montaje fue el abogado Emilio Camacho.

Comentó que David Ramírez, secretario del intendente de Concepción, tuvo a su cargo el montaje tecnológico de los mensajes falsos entre la supuesta víctima y Édgar Chilavert.

Agregó que la madrastra del menor fue quien declaró en forma minuciosa ante el tribunal cómo se montó la trama con David Ramírez, Emilio Camacho y la fiscala Carina Sánchez.

Añadió que la fiscala Karina Sánchez cuenta con la protección de Sandra Quiñónez, fiscala General del Estado, razón por la cual también se encontraría involucrada en el caso.

 «Todo lo que me pase a partir de hoy es culpa de la familia Urbieta», expresó. El comunicador estuvo preso durante 1 año y 8 meses en diferentes penitenciarías. Primero en Concepción, luego en Emboscada y finalmente en la Agrupación Especializada.

Compartí: