Las fuerzas de seguridad españolas desarticularon una organización criminal dedicada al narcotráfico que operaba entre Paraguay y España, y detuvieron a 17 personas, una de ellas menor de edad, en una operación en la que se incautaron de más de 26 kilos de cocaína.


Según las investigaciones, que comenzaron a finales de 2018, el grupo proporcionaba la infraestructura necesaria para importar desde Paraguay a Madrid continuas remesas de cocaína de gran pureza, que introducían en España valiéndose de correos humanos, informaron fuentes policiales.

Posteriormente, la droga se distribuía a diversos municipios de la isla española de Tenerife (Canarias, Atlántico), donde residían los miembros más activos de la organización.

Fuentes policiales estimaron que, valiéndose de este método, llegaron a introducir en España entre marzo y abril de 2019, en cinco envíos diferentes, hasta 24 kilogramos de cocaína, todos ellos interceptados por las fuerzas de seguridad.

A pesar de ello, la organización continuó su actividad y en noviembre de 2019, los agentes tuvieron conocimiento de que su líder iba a trasladarse hasta Tenerife para negociar la importación desde Sudamérica de dos partidas de droga.

Pese a las continuas incautaciones de la policía, la organización intentó enviar un kilo de cocaína a través de una de las hijas de los cabecillas, menor de edad, que fue detenida al llegar al aeropuerto de Madrid.

Todos los detenidos, excepto la menor, han ingresado en diferentes centros penitenciarios y se enfrentan a penas que podrían alcanzar hasta los 14 años de cárcel.

La organización desmantelada también podría estar vinculada con la aprehensión por parte de las autoridades policiales de Paraguay, en octubre de 2019, de 134 kilogramos de cocaína en una localidad próxima a Asunción. EFE

Compartí: