Paraguay se convirtió en el único país que no registró feminicidios en abril. Hasta ayer transcurrieron 36 días sin nuevo caso. El último feminicidio fue el 28 de marzo en Limpio, Central. El país registra dos casos de feminicidios desde que se declaró la cuarentena por la pandemia del Covid-19, informó el Ministerio de la Mujer.


En cuanto a llamadas al 137 durante la cuarentena, no se ha registrado aumento significativo dado que a raíz de esta pandemia, las atenciones se hicieron exclusivamente por esta vía. Llamadas en el 911 aumentó en un 14%, y las denuncias en las Comisarías bajó en un 12%.

De acuerdo al monitoreo realizado por la Dirección General del Observatorio de la Mujer de la cartera de la Mujer, se sigue con menor número de víctimas de violencia extrema o feminicidios en el Paraguay, en este primer trimestre y hasta la fecha, en comparación al año 2019, y resaltando que estas cifras son a pesar del confinamiento obligatorio a causa de la pandemia.

Según señala la Directora General del Observatorio, Raquel Iglesias, se debe considerar que los hechos de violencia llevan un tiempo para ser denunciados, pero que las violencias extremas como tentativas de feminicidios, violencia física grave, no pueden ser contenidas aunque no se denuncien.

“Es un fenómeno social que muchas veces se hacen públicas por otros medios que no son esencialmente las denuncias formales. Este tipo de denuncias no formales tampoco se escuchan, o se reciben, por lo general, desde los medios masivos de comunicación”, indicó.

“En base a estas evidencias, se puede afirmar que no hay aumento de la violencia extrema, por el contrario, hay disminución tanto en cantidad de víctimas como en el periodo de ocurrencia en promedio de días”, sentenció Iglesias.

Fiscalía no encontró aumento en las denuncias

La disminución de las denuncias se puede entender como resultado de la confinación y el lema #QuedateEnCasa, no obstante, el fenómeno de la violencia sabemos que es una espiral en aumento, que llegado un momento según diversos factores explota y no se puede evitar, y aunque no se formalicen las denuncias por ninguna vía, generalmente se hacen públicas por los medios masivos, y esto tampoco se observa.

De todos modos considerando la posibilidad de que estas llamadas y denuncias no se realicen por temor al agresor, que estaría en la misma casa que la víctima, el MinMujer presentó dos números de líneas de WhatsApp , el 0981 112 127 y el 0981 110 104 , las que pueden ser anotadas en contactos como una tienda o delivery de comidas, para evitar que el agresor sepa que se ha reportado una denuncia.

En todos los países de América Latina existe un aumento de feminicidios y denuncias, tal como muestra el cuadro, donde se incluye a México para poder visibilizar el número muy alto de feminicidios que sufre ese país.

Compartí: