El comediante, que se hizo famoso junto a su esposa en ‘The Ed Sullivan Show’, era el padre del actor Ben Stiller.


El comediante Jerry Stiller ha fallecido a los 92 años de edad, según ha anunciado esta mañana su hijo, el actor Ben Stiller, en su cuenta de Twitter. El intérprete se hizo famoso junto a su esposa, Anne Meara, en la televisión estadounidense en los años sesenta y setenta gracias a diversos programas de variedades, en especial en The Ed Sullivan Show, y destacó en series como Seinfeld o El rey de Queens. También participó en varias de las películas de su hijo Ben. “Siento decir que mi padre, Jerry Stiller, ha fallecido por causas naturales. Fue un gran padre y abuelo, y el más atento marido para Anne durante 62 años. Se le va a echar mucho de menos, Te quiero, papá”, reza el mensaje de su hijo.

Nació en Brooklyn (Nueva York) en 1927. Su familia, de origen polaco, se mudó al barrio judío de Lower East Side de Manhattan, donde se crio y donde hace unos años se podía hacer una visita guiada con auriculares en la que Stiller contaba curiosidades y anécdotas del lugar. Sirvió en el ejército y después de la II Guerra Mundial se graduó en Teatro en la Universidad de Siracusa en 1950. Tres años más tarde, conoció a Meara, con la que se casó en 1954 y a la que convenció para que actuara junto a él. Tras foguearse en un club de comedia en Chicago que luego dio paso al mítico Second City, la pareja no tardó en triunfar en clubs de nocturnos de Nueva York.

Stiller y Meara (que falleció en 2015) crearon un dúo cómico en el que explotaron de forma artística sus diferencias. Él era judío y bajito, ella una irlandesa católica que le sacaba unos centímetros. Crearon una rutina con unos personajes, Hershey Horowitz y Mary Elizabeth Doyle y el resto es historia de The Ed Sullivan Show, donde aparecieron una treintena de veces.

A principios los años ochenta su carrera sufrió un declive, aunque continuaron haciendo anuncios en la radio y breves apariciones en sketches cómicos. En 1986 lograron su propia comedia televisiva, The Stiller and Meara Show, pero fue un fracaso. El resurgir de la carrera de Stiller llegó con el que se convertiría en uno de los mayores clásicos de la televisión, Seinfeld (1989-1998), serie en la que interpretó al padre de George Costanza desde el año 1993 y por la que obtuvo una candidatura al Emmy en 1997.

Al finalizar Seinfeld, Stiller pretendía retirarse, pero el cómico Kevin James le convenció para que participara en la sitcom El rey de Queens, y para que interpretara a otro padre, en esta ocasión el del personaje de la actriz protagonista. Stiller aceptó y apareció en más de 200 episodios entre 1998 y 2007.

En el cine hizo papeles como actor de reparto en películas como Pelham 1.2.3. (1974), Aeropuerto 1975Hairspray (en las versiones de 1988 y 2007) Autopista al infierno (1991, donde aparecía el clan Stiller al completo) o Matrimonio compulsivo (2007) y trabajó bajo las órdenes de su hijo Ben en las dos películas de Zoolander (2001 y 2016). La segunda parte fue su último trabajo, tanto en cine como en televisión, y se retiró.

Fuente: El Mundo

Compartí: