El papa Francisco pidió hoy por las personas que quedaron sin empleo por la pandemia de coronavirus, crisis que, según Organización Internacional del Trabajo (OIT), podría provocar que la mitad de los trabajadores del mundo pierda su puesto.


«En estos días mucha gente ha perdido su trabajo; no fueron contratados de nuevo, trabajaban ilegalmente», lamentó el pontífice durante la misa celebrada en la capilla de Casa Santa Marta, en el Vaticano.

«Oremos por estos hermanos y hermanas nuestros que sufren esta falta de trabajo», agregó Jorge Bergoglio durante la oración.

A fines de abril, la OIT advirtió que la mitad de los trabajadores del mundo podría perder su empleo por la pandemia y detalló que unos 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector turístico, 51 millones de la rama hotelera y 42 millones en otras actividades, como la inmobiliaria, están en serio peligro de cierre, informó Tèlam.

Luego, a inicios de mayo, el organismo agregó que las medidas de confinamiento y contención para enfrentar la pandemia de coronavirus agravarán y aumentarán los niveles de pobreza relativa y vulnerabilidad de los 2 mil millones de empleados de la economía informal.

Compartí: