El Gobierno de Lesoto, el único país que quedaba en África sin casos de COVID-19 confirmados, anunció este miércoles su primer contagio, correspondiente a un ciudadano que había llegado desde el extranjero.


«Lo que el NECC (siglas en inglés de Centro de Comando Nacional de Emergencia) de Lesoto puede confirmar es: el caso es importado de Oriente Medio, sin señales (de la enfermedad) ni síntomas», explicaron las autoridades sanitarias de este pequeño reino montañoso (enclavado geográficamente en medio de Sudáfrica) a través de la red social Twitter.

En un comunicado oficial posterior, el Ministerio de Salud lesotense detalló que el positivo se confirmó el 12 de mayo después de haber realizado 81 test entre personas llegadas desde Sudáfrica y Arabia Saudí.

Lesoto era el único país que quedaba en todo el continente africano sin casos confirmados, si bien la disparidad en la capacidad para hacer pruebas de los distintos países es un factor de incertidumbre en cuanto al control de la epidemia en la región.

El pequeño reino austral no tiene capacidad para hacer este tipo de pruebas por sí mismo y, hasta la fecha, solo realizó 597 con ayuda de laboratorios sudafricanos (301 de los cuales aún tienen resultado pendiente).

La vecina Sudáfrica es, de hecho, el país del continente más afectado por la pandemia en cuanto a número de casos, con 11.350 infecciones y 206 fallecimientos.

En total, África registra, hasta la fecha, en torno a 70.000 contagios de COVID-19 y unas 2.400 muertes.

La epidemia se está expandiendo en este continente de forma más lenta que en otras regiones, gracias, en gran medida, a la respuesta estricta y temprana de la mayoría de los gobiernos.

No obstante, a la Organización Mundial de la Salud (OMS) le preocupan factores como el alto nivel de contagios comunitarios en África occidental o la popularización de un remedio herbal no testado que está comercializando Madagascar.

El organismo de la ONU ha advertido de que, de no tomarse las medidas adecuadas, las muertes africanas por culpa del coronavirus podrían oscilar entre 83.000 y 190.000. EFE

Compartí: