La cantidad de infectados asciende a 1.527.723, según los datos de la universidad Johns Hopkins. El epicentro de la pandemia sigue siendo Nueva York, donde ya se registraron 28.558 muertes y 61.886 infectados.


Foto ilustrativa.

Le siguen la vecina Nueva Jersey con 149.356 casos confirmados y 10.587 fallecidos, el estado de Illinois con 98.030 contagios y 4.379 decesos y Massachusetts, que ha reportado 87.925 positivos por coronavirus y 5.938 muertos.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Michigan con 5.017, Pensilvania con 4.628, Connecticut con 3.472 y California con 3.374.

El balance provisional de fallecidos -91.845- sigue por debajo de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes; pero ya superó con creces los cálculos más optimistas que hizo «a posteriori» el presidente Donald Trump de entre 50.000 y 60.000 fallecidos.

Desde entonces, sin embargo, Trump ha aumentado su pronóstico en varias ocasiones hasta reconocer en su cálculo más reciente que la cifra final probablemente estará entre 100.000 y 110.000 muertos.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para comienzos de agosto la crisis habrá dejado más de 143.000 muertes en Estados Unidos.

El número se conoce el mismo día que el mandatario aseguró que contar con el mayor número de casos de COVID-19 es «una insignia de honor».

En una conferencia de prensa Trump aseguró: «Lo veo como una insignia de honor, realmente, es una insignia de honor. Es un gran tributo a las pruebas y a todo el trabajo que muchos profesionales han realizado», expresó.

Trump explicó que si son el primer país con más número de casos confirmados es porque son también el que más pruebas realiza, por lo tanto hay más posibilidades de hallar más casos.

«Somos un país mucho más grande que la mayoría, así que cuando tenemos muchos casos, no lo veo como algo malo, lo veo como, en cierto sentido, como algo bueno, porque significa que nuestras pruebas son mejores», dijo.

Fuente: Clarin

Compartí: