Si bien Paraguay continúa libre de las enfermedades del Polio y Sarampión, existiría un riesgo ya que hay brotes en países limítrofes como Argentina, Bolivia y Brasil, además de México, Canadá, y Estados Unidos. Por esta razón, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) recuerda que las vacunas están disponibles en todos los vacunatorios del país.


La directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) del MSPBS, doctora Soraya Araya, explicó que según los últimos informes dados a conocer en la cuarentena obligatoria, se reportaron nuevos casos de sarampión en Argentina, Brasil y Bolivia.

“A raíz de la pandemia, las coberturas del esquema habitual de vacunación ha descendido, ya sea por el temor de las personas en acudir a los puestos vacunatorios, además el 79% de los países miembros de la OPS (Organización Panamericana de la Salud) tuvieron retrasos en la recepción de vacunas debido a las medidas restrictivas en los vuelos y los cierres de fronteras”, indicó la directora.

En Paraguay, mediante el esfuerzo del Fondo Rotatorio, se recibieron recientemente las vacunas de SPR que protegen contra el sarampión, la papera y la rubeola,  y ya se han redistribuido a las 18 regiones sanitarias del país.

“Si tenemos a toda nuestra frontera afectada y hay paraguayos que viven en esos países y retornan a Paraguay, si no tenemos a los chicos inmunizados, se puede correr un riesgo de brote de la enfermedad en el territorio nacional, por ello, es fundamental vacunar a los niños”, reiteró la directora.

Expresó que en Paraguay hay suficientes vacunas para que los niños del primer año de vida puedan vacunarse con la primera dosis, y a los cuatro años se debe aplicar la segunda.

En el caso de que existan niños mayores de cuatro años con esquemas atrasados igual pueden recibir la vacuna SPR hasta los 10 años de edad, y para mayores de 10 años, la SR, en caso de no tener las dos dosis de vacuna, comentó.

“Se necesitan dos dosis de vacuna para evitar padecer sarampión. Por cada caso nuevo de sarampión se generan 18 nuevos contagios, en cambio por cada caso de covid-19 se generan otros tres; entonces la transmisibilidad del sarampión tiene una tasa de contagio del 95%”, enfatizó.

Actualmente no hay casos en Paraguay, son 21 años sin la enfermedad en el país, pero se está en situación de riesgo, hay vacunas y los vacunatorios están disponibles, resaltó la profesional de la salud.

Vacunación en tiempos covid-19

Araya adelantó que en conjunto con el Comité Técnico Asesor de Inmunizaciones se elaboró un documento denominado “Vacunación en tiempos covid”, y en el mismo figuran las normativas para los puestos de vacunación, donde se deben respetar la distancia de dos metros entre las personas que vayan a vacunarse.

También es fundamental la higiene periódica de las superficies con alcohol a 70º, limitar el número de familiares que acompañan al niño que se vacuna a un solo acompañante. Además, los vacunadores y las personas que acuden deben usar mascarillas, lavarse frecuentemente las manos. En tanto los niños menores de dos años, el uso de tapabocas no es recomendable.

En cada lugar debe haber disponibilidad de agua potable y jabón para el lavado de manos.  Los vacunatorios deben estar distantes al sitio de atención de los cuadros respiratorios, recordó.

Grupos vulnerables

Los grupos vulnerables deben estar vacunados, como los niños de 0 a 5 años, los adultos mayores, y además el personal sanitario, deben estar vacunados contra el sarampión, fiebre amarilla, hepatitis B e influenza. La vacunación no puede ser interrumpido bajo ningún punto de vista, enfatizó.

Reveló que en todos los países donde hubo rebrote de sarampión el personal de blanco no tenía completo el esquema de vacunación y con la atención a los viajeros que padecían la enfermedad, se contagiaron.

Compartí: