Descargar el Audio

Tras el informe de la Contraloría, el doctor Andrés Casati, representante legal de las firmas Imedic SA y Eurotec SA, reiteró que la compra de insumos para Salud se realizó en el marco de la ley de emergencia y esto permite ciertas excepciones. La decisión de rechazar o aceptar el cargamento depende de Salud y sobre esto, dijo que confían en las altas autoridades ministeriales ya que "muchas veces, los altos cargos manifiestan algo y al día siguiente, los mandos medios ponen las trabas".


El letrado sostuvo que ya entregaron todos los documentos requeridos y que aguardan una resolución por parte de Salud. «Hicimos nuestro descargo y estamos a disposición del Ministerio», refirió.

Este jueves, la Contraloría emitió un informe en el que se señala que la adquisición de insumos para el Ministerio de Salud por parte de las empresas Insumos Médicos (Imedic) SA y Eurotec SA. estuvo viciada de irregularidades y se sugiere la apertura de un sumario administrativo para aclarar el panorama y establecer responsabilidades.

Puntos claves en el informe: 

  • Presentación de muestras: Afirmó que se entregaron las muestras al Ministerio de Salud después de traer los productos. «Era imposible conseguir antes. Fue adjudicado y teníamos 7 días para traer el producto. Se cumplieron con todos los requisitos, la muestra se entregó ni bien llegó la mercadería, fueron entregados al parque sanitario».
  • Registro de Dinavisa: Acotó que al momento de ser importados los productos, algunos de ellos aún no estaban registrados. «Los trajes de bioseguridad no están contemplados como insumos médicos por lo tanto no eran  registrables, pero para satisfacer esta situación igual procedimos al registro y tengo entendido que ya tienen registro de Dinavisa».
  • Con respecto al anticipo recibido por la empresa, dijo que esto estaba contemplado en el contrato. «El anticipo está previsto en el contrato que se subió al portal de la Dirección General de Contrataciones».

Reiteró que si bien hubo errores en los insumos traídos, estos fueron episodios de fuerza mayor. «Como lo de las camas que vinieron con dos movimientos y debían ser de tres, pero hemos subsanado trayendo camas de un precio superior. Las peripecias para traer el cargamento también, es que todo el universo prácticamente quiere los mismos productos».

Con respecto a la reposición de productos rechazados, explicó que sectores interpretaron totalmente al revés la ley de contrataciones públicas. En este caso, se está beneficiando el comprador. Es el Estado el que se beneficia con 1.575 millones de guaraníes que es el importe de las camas y que las camas, una vez pasada la pandemia se queda con ellas»

Compartí: