En el Centro Penitenciario Serafina Dávalos de Coronel Oviedo inició la primera jornada de asistencia a las mujeres privadas de libertad en el marco del Programa Nacional de Casas de Justicia, en su modalidad Justicia Móvil; iniciativa que será replicada en varias penitenciarías del país.


Además de brindar contención psicológica, se realizó una charla con el objetivo de contribuir a mejorar los niveles de ansiedad y promover el autocuidado de las mujeres a través de un trabajo en grupo. La actividad fue articulada con el apoyo de las licenciadas Mercedes Riquelme y Amini Hetter, informó el Ministerio de Justicia.

El viceministro de Justicia, Édgar Taboada, explicó que el Programa de Casas de Justicia se erige como una política pública del Gobierno Nacional y en ese contexto se realizan atenciones constantes en zonas donde se encuentran grupos vulnerables.

“Hoy estamos comenzando con nuevos servicios en el Centro Penitenciario Serafina Dávalos porque nuestro objetivo es que todas las personas que forman parte de los grupos vulnerables sientan la presencia del Estado” afirmó.

Cabe recalcar que el Programa Nacional de Casas de Justicia es una política pública implementada desde esta cartera de Estado con el objetivo de asistir a los sectores más vulnerables de la sociedad, de esta manera el Ministerio de Justicia aúna esfuerzos a fin de poder colaborar en el cumplimiento de los objetivos trazados por el Gobierno Nacional.IP

Compartí: