Fue en una zona boscosa ubicada en la Colonia Mbarete, Distrito de Iruña, Alto Paraná, donde según informaciones previas operaba una estructura dedicada a la producción de cannabis. Hasta allí se trasladó un grupo operativo compuesto por Agentes Especiales de la SENAD y el fiscal Elvio Aguilera.


La incursión permitió detectar y desmantelar 3 campamentos narcos dentro de los cuales fueron hallados un total de 8.680 Kilos de marihuana, entre prensada, picada y en ramas. También destruyeron 2 prensas y varias zarandas utilizadas para el procesamiento de estupefacientes.

Según cálculos estimativos, el lucro cesante ocasionado a la estructura criminal supera los 260.000 dólares, considerando el valor de la droga anulada en zona de finca.

Fuente: Agenda Paraguay

Compartí: