El Ministerio de Salud Pública busca generar conciencia en la ciudadanía sobre la importancia de la donación de sangre, en coincidencia con el “Día Mundial del Donante de Sangre”, que se conmemora cada 14 de junio. Este año, Paraguay será sede de las Américas bajo el lema “Dona sangre para que el mundo sea un lugar más saludable”.


La doctora Elsi Vargas, directora del Centro Nacional de Servicios de Sangre (Censsa), institución dependiente del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (Mspbs), instó a la donación de sangre. “La donación voluntaria altruista es un cambio cultural. Tenemos que instalar dentro de lo que es nuestro hábito, nuestra forma de vivir. Es una responsabilidad”, exhortó.

La necesidad de disponer de sangre segura es universal, teniendo en cuenta que la misma es fundamental en los tratamientos y en las intervenciones urgentes, permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales además de llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

Al respecto, la doctora Vargas realizó un llamado a la ciudadanía para que donen sangre por lo menos dos veces al año para contar con la cantidad suficiente en stock y cubrir la necesidad de los pacientes. “La sangre se fracciona en componentes que son utilizadas para diferentes tipos de enfermedades”, señaló.

En ese sentido, recordó que las personas de entre 18 a 65 años con peso más de 50 kilos pueden donar. También aquellos que no se hayan hecho tatuajes en los últimos 12 meses. En cuanto a los que padecen hipertensión, indicó que tengan la seguridad de que van a controlarles la presión y si está en condiciones podrán donar.

“Tienen muchos tabúes o mitos que debemos derribar, por ejemplo creen que se van a debilitar o desmayar. Si sucede es más bien por la tensión o el miedo a lo desconocido. No es porque el cuerpo se debilita”, aclaró.

Asimismo, aseguró que al donar sangre no se van a contagiar de ninguna enfermedad porque todos los insumos que se utilizan son de único uso. Además, mencionó que la hidratación es de suma importancia para que la persona se encuentre en perfectas condiciones al donar. “Si está bien hidratada es mucho más fácil la extracción”, sostuvo.

“El cuerpo está preparado para esa pérdida de 10 por ciento, para dar vida a otras personas. El 10 por ciento sería de 400 a 500 ml de sangre”, aseveró. Por otra parte, comunicó que no es necesario que el donante se encuentre en ayuda y remarcó que aquellos que estén medicados con antibióticos no pueden donar.

En otro contexto, destacó que en conmemoración al Día Mundial del Donante de Sangre que se celebra el 14 junio, este año, Paraguay será sede de las Américas para la celebración de esta fecha cuyo lema central es “Dona sangre para que el mundo sea un lugar más saludable”.

Cabe mencionar que las donaciones se pueden realizar en el Centro Nacional de Sangre, ubicado en Gral. Santos y Herminio Giménez, la Casa del Donante, situada sobre Padre Cardozo, El Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS), el Hospital de Clínicas, el Nacional de Itauguá o los nosocomios regionales. IP

Compartí: