Los desajustes y divergencias en el número de contagiados y muertos de la epidemia de la COVID-19 sigue siendo motivo de polémica en España, donde los datos diarios del Ministerio de Sanidad no coinciden, a veces, con los que publican las regiones individualmente.


También la cantidad de defunciones oficiales es bastante inferior si se compara con otras fuentes de información sobre mortalidad en el mismo periodo.

El propio sistema de recopilación de datos, cambiado durante la crisis sanitaria, y varias correcciones de cifras oficiales originó críticas, escepticismo y sospechas entre quienes consideran que el número real de casos y victimas mortales es mayor que el oficial.

Sanidad informó ayer de una sola muerte tras dos días consecutivos sin reportar ningún fallecimiento, con lo que el total llega a 27.128 defunciones desde que comenzó la epidemia en España, y los contagios son 240.326 confirmados por pruebas PCR.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en las primeras 21 semanas de este año (del 1 de enero al 24 de mayo) hubo en España 225.930 fallecimientos, un 24,1 % más (43.945) respecto al mismo periodo de 2019.

Este aumento de muertes se concentra en los meses de marzo y abril, cuando la epidemia estaba en pleno apogeo.

El ministro de Sanidad, el socialistas Salvador Illa, comparece este jueves en el Congreso, donde la oposición de derechas volverá a cuestionar, previsiblemente, los datos oficiales.

El ministerio suele argumentar que publica la información que le remiten las regiones, que el criterio para reconocer que alguien murió por coronavirus es haber sido diaganosticado previamente y que los desajustes pueden deberse a retrasos o actualizaciones pendientes de datos, por ejemplo después de los fines de semana.

De ese modo, se excluyen aquellas personas fallecidas que presentaban síntomas, pero no habían sido diagnosticadas, algo que ocurrió sobre todo en muchas residencias de ancianos.

Sanidad avisó este miércoles de que aún se está realizando «una validación individualizada de los casos, por lo que puede haber discrepancias» respecto a días previos, tanto de los positivos como de las hospitalizaciones, ingresados cuidados intensivos y fallecidos. EFE

Compartí: