Descargar el Audio

El intendente de la Municipalidad de Lambaré, Guido González expresó su preocupación tras el aumento de los casos positivos de COVID-19 en el municipio. Agregó que hasta el momento el Hospital de Lambaré aún cuenta con camas disponibles.


Según los datos actualizados por el Ministerio de Salud de la distribución de los casos por ciudades en Central Lambaré se posiciona en el número uno con 29 casos, San Lorenzo 25, mientras que Capiatá se sitúa en el tercer puesto con 22 casos positivos de coronavirus.

«Nosotros estábamos tranquilos hasta que saltaron estos números. El chófer de la senadora fue el primer susto para nosotros. Pasó más de un mes y creímos que ya se había controlado”, indicó.

Nosotros no contamos con recursos, nosotros encontramos la Municipalidad prácticamente sin ningún guaraní en caja. No tenemos recursos. El Hospital de Lambaré sí esta con la capacidad de recibir mucha gente, yo estuve visitando la semana pasada y prácticamente las camas están vacías todavía”, señaló.

Sobre la situación económica en el Municipio:

Estamos en terapia intensiva hablando económicamente, la Municipalidad esta pasando por uno de sus peores momento. La Municipalidad tuvo su intervención por una mala administración, tenemos muchos compromisos, estamos adeudando a los funcionarios hace tres meses, seis meses atrasados con los concejales y tenemos proveedores con quien tenemos que ponernos al día. La Municipalidad tiene que funcionar y es difícil que podamos pensar en reducir costos porque tenemos funcionarios que dependen de la Municipalidad y tienen que llevar el sustento a sus casas”, sostuvo.

El peor momento de la municipalidad me tocó administrar. No es fácil administrar una Municipalidad en bancarrota, todos los días llegan proveedores que quieren cobrar y lo poco que estamos cobrando lo estamos destinando a salarios. Estamos en una situación demasiado difícil”, manifestó.

Compartí: