El papa Francisco mostró hoy su cercanía con los enfermos de coronavirus y sus familias, y dijo que en Italia la "fase aguda" ya ha pasado, pero es necesario que los ciudadanos sigan respetando los protocolos de seguridad para evitar una nueva propagación de la pandemia.


«Os saludo a todos vosotros, romanos y peregrinos: a fieles, familias y comunidades religiosas. Vuestra presencia en la plaza es un signo de que la fase aguda de la epidemia ha pasado en Italia… pero estad atentos, no cantad todavía victoria. Hay que respetar las normas vigentes», dijo el papa, momentos después del rezo del Ángelus.

«Lamentablemente, en otros países, pienso en algunos, el virus sigue cobrándose muchas víctimas. El viernes pasado, en un país, ha muerto una persona al minuto, terrible. Deseo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias, y a todos los que los cuidan», añadió.

En los últimos meses el Vaticano había informado de varios casos positivos de coronavirus en este pequeño estado, pero el sábado indicó que actualmente no hay enfermos de COVID-19 entre los empleados de la Santa Sede y en el Estado de la Ciudad del Vaticano.

El Vaticano ha vuelto a abrir y permitir el acceso a la plaza de San Pedro después de casi tres meses cerrada, como medida de prevención ante posibles contagios. EFE

Compartí: