El intensivista José Julián Buelvas dice que lo acusan de haber dejado morir a una señora en la UCI de la Clínica Materno Infantil de Soledad, Atlántico.


El médico grabó un video en el que sostiene una de las coronas fúnebres y asegura entre lágrimas: “Es imposible que dejemos morir a la gente, nosotros fuimos formados para salvar gente”.

El doctor relata que las amenazas han llegado a su casa y al trabajo, por lo que hace un llamado.

“Un pedido de auxilio y ayuda al Gobierno Nacional por mí, por mis compañeros, por todos los médicos de este país”, dice.

Fuente: Noticiascaracol.com

Compartí: