La organización de los Juegos Olímpicos de Tokio confirmó este miércoles que llevará a cabo una "simplificación" de la cita deportiva y, para ello, identificó unos 200 ítems en los que se podría recortar costes o reducir complejidad logística.


Los responsables de Tokio 2020 anunciaron hoy esta iniciativa en una rueda de prensa tras una reunión por vía telemática con la Comisión Ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI), una cita periódica dirigida a discutir los avances en la preparación de los JJOO después de que el evento fuera pospuesto hasta el verano de 2021.

Los organizadores han optado por la «simplificación» como principal concepto para adaptarse al cambio de escenario derivado de la pandemia de coronavirus, afirmó el presidente del comité de organización, Yoshiro Mori, quien también señaló que la reducción de costes derivados del retraso será «de la máxima importancia».

En este sentido, la organización ha identificado unos «200 ítems que podrían ser simplificados», dijo el director ejecutivo de Tokio 2020, Toshiro Muto, quien evitó entrar en más detalles sobre los aspectos concretos que podrían modificarse para abaratar costes y reducir la complejidad logística del evento.

«Todavía no hemos llegado al punto en que tenemos ideas concretas sobre cómo hacerlo. Por ahora estamos en la fase de identificar estos ítems, y más adelante podremos hacerlo», dijo Muto.

Algunas de las medidas que figuran en esa lista de opciones serían reducir el número de espectadores en las pruebas deportivas o fijar un formato menor para las ceremonias de apertura y cierre de los JJOO, según han publicado los medios nipones citando a fuentes gubernamentales.

En cualquier caso, el objetivo de la simplificación será «asegurar que los Juegos pueden ser organizados de forma eficiente, segura y sostenible en este nuevo contexto», dijo Muto, quien también subrayó que cualquier cambio será discutido con federaciones deportivas y otras partes implicadas.

Además, los responsables de Tokio 2020 aspiran a «mantener el foco sobre el deporte y los atletas» y a dejar intactas «las competiciones deportivas centrales y los elementos relacionados con los atletas», según consta en un comunicado emitido al término de la reunión de hoy.

Los aspectos deportivos de la organización «solo serán adaptados al nuevo contexto si fuera absolutamente necesario por razones operacionales», añade la nota.

Los organizadores y el COI se han fijado un calendario orientativo para reexaminar y revisar todas las posibles modificaciones del programa de los Juegos hasta finales de año, un plazo durante el cual también se discutirán contramedidas para hacer frente a la pandemia de COVID-10 y su posible impacto en el evento.

En cuanto a la evolución de esta crisis sanitaria y la posibilidad de que obstaculice la celebración de los Juegos el próximo año, los organizadores recalcaron que trabajan únicamente con el objetivo de que el evento comience el 23 de julio de 2021 tal y como está previsto.

«Nunca se ha hablado sobre cancelación. No es correcto especular sobre escenarios hipotéticos», subrayó Mori. EFE

Compartí: