El Grooming es el conjunto de estrategias y acciones que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza de una persona, por lo general menores de edad, a través de Internet con el fin último de obtener concesiones o acciones de índole sexual. La exposición de menores a este tipo de delitos ha tenido un aumento debido al aislamiento social a causa de la cuarentena sanitaria en la que las personas se han volcado a la Internet.


Afortunadamente, evitar que esto suceda es muy fácil, basta con tomar medidas de prevención y seguridad de navegación en Internet.

Tips para cuidar a los niños, niñas y adolescentes

– Concienciar a los menores sobre los peligros de la red. El primer paso para evitar inconvenientes es conocer los riesgos a los cuales pueden enfrentarse los menores. Por ello, educar en este tema y saber la manera en la que pueden afectarlos, pero sobre todo cómo evitarlos, resulta fundamental para su protección.

– Acompañar el acceso de los niños a Internet y sus publicaciones. Es importante conocer lo que publican y orientarlos para que eviten brindar información personal y privada, como puede ser su dirección, teléfono o el nombre del colegio al que asisten. De la misma manera, evitar la comunicación con personas desconocidas es otra medida de seguridad.

– Mantener un diálogo abierto entre padres e hijos. Una conversación libre y fluida entre padres e hijos contribuye a que los niños sientan la familiaridad necesaria para recurrir a un adulto en caso de ser necesario. Establecer una relación de confianza es quizá el punto más importante para tratar los problemas.

– No prohibir. Los niños de cierta edad deben poder usar Internet, pero con supervisión por parte de los padres de las aplicaciones y plataformas que utilizan.

– Utilizar herramientas de seguridad parental en las computadoras. Las herramientas tecnológicas juegan un papel importe en la protección de los equipos, la información y por ende, de los usuarios. Con el uso de una solución de seguridad se protege la computadora de programas informáticos maliciosos y ciberdelitos, además de que este tipo de herramientas también cuentan con opciones de control parental, que permiten filtrar sitios y contenidos potencialmente peligrosos para los menores de edad.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: