El Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios (GRAP) ingreso a los pabellones donde se encuentran internos pertenecientes a grupos criminales, y además de armas blancas de fabricación casera, incautaron bebidas alcohólicas, soga y un cuaderno con anotaciones. El operativo fue realizado sin ningún tipo de inconvenientes.


En total fueron decomisados 55 estoques, 40 machetillos, 10 lanzas, 500 gramos de supuesta marihuana, 200 gramos de supuesto crack, 13 celulares, 20 cargadores de celular, 10 metros de cable, dos metros de soga, 18 petacas, 8 whisky, una planta de marihuana, un cuaderno con anotaciones y dos balanzas de precisión.

La requisa forma parte de una serie de cateos que implementa el Ministerio de Justicia a fin de incautar objetos y sustancias no permitidas para evitar eventuales riñas y garantizar la seguridad de las personas privadas de libertad.

Julio Careaga, interventor de la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios destacó el profesionalismo del GRAP y comentó que los cateos son implementados frecuentemente de manera aleatoria en los distintos pabellones de cada penal. «El operativo fue hecho con total normalidad por la formación que tiene el Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios para este tipo de operativo», afirmó.

Requisa en CERESO

En el Centro de Rehabilitación Social (CERESO) de Encarnación se realizó el mismo operativo, logrando la incautación de cinco celulares en el Pabellón de Mujeres; mientras que de los Pabellones Taller D1 y Taller D2, los agentes penitenciarios decomisaron 10 estoques.

Los cateos fueron realizados en coordinación con la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios.

Compartí: