Los osos polares del parque zoológico de Moscú soportan mejor los calores estivales gracias a una montaña de hielo que se renueva de modo artificial, según informó hoy el departamento de prensa de la entidad, citado por la agencia RIA Novosti.


Foto ilustrativa.

«Para los osos polares tenemos una solución radical: en su pabellón hay una montaña de hielo que se renueva constantemente, una fosa con agua fría y espacios con sombra», indicaron los representantes del zoológico.

Esto adquiere particular vigencia ya que este jueves ha sido el día más caliente de Moscú en prácticamente un año.

Según informó la especialista del servicio meteorológico de la capital rusa, Tatiana Pozdniakova, la temperatura se elevó a los 30 grados centígrados, algo que «no sucedía desde el 22 de junio del año pasado.

El departamento de prensa afirmó que el zoo está totalmente equipado con todo lo necesario para que los animales se sientan cómodos incluso bajo el sol ardiente.

El recinto de los pandas gigantes cuenta con un equipo de climatización que mantiene una temperatura por debajo de los 22 grados y una humedad del 70 %.

Además, animales como los capibaras, los lobos y otras especies cuentan con amplios fosos sombreados donde escapar del calor.

En estos momentos, el zooloógico de Moscú se encuentra cerrado debido a la pandemia del nuevo coronavirus, pero abrirá sus puertas al público el próximo martes 16 de junio, como parte del plan de desescalada promovido por las autoridades de la capital rusa.

El zoológico de Moscú, fundado en 1864, es uno de los más antiguos de Europa y tiene en la actualidad más de 8.000 animales de diversas partes del mundo. EFE

Compartí: