Italia inicia mañana lunes su fase 3 de desescalada tras el cierre total por la pandemia de coronavirus el pasado 9 de marzo, y abrirán teatros, salas de conciertos y cines, aunque aplaza la reapertura de las discotecas o permitir deportes de equipos de aficionados, mientras vigila los datos de los contagios, que han aumentado y no bajan de los 300 al día.


El sector del ocio, que junto con el turismo es el mas golpeado por la pandemia y el último que quedaba por abrir, comenzará así su «nueva normalidad», rodeado de medidas de seguridad por lo que para muchos empresarios será imposible cumplir y no abrirán sus negocios.

Desde mañana abren los cine con el límite de aforo que será de 200 personas en las grandes multisalas, mientras que para los espectáculos al aire libre la disposición establece que se admiten hasta 1.000 espectadores.

Se tendrá que guardar la distancia entre los espectadores que no sean familia, pero se permitirá quitarse la mascarilla cuando estén sentados.

Por el momento se atrasa la posibilidad de practicar deporte aficionado en equipo hasta el 25 de junio, mientras que la discotecas y salas de baile y ferias comerciales no abrirán hasta el 14 de julio.

Los parques infantiles y los campamentos de verano para niños abren también con las normales medidas de seguridad de distanciamiento y de higiene.

La apertura de las salas de juegos de apuestas o los bingos dependerá de cada región según su situación epidemiológica, así como los balnearios.

También se permiten las procesiones religiosas – con la obligada mascarilla y la distancia de seguridad-, que son muy frecuentes en las fiestas patronales de estos meses en las localidades italianas.

ITALIA APLAZA LA REAPERTURA TOTAL DE SUS FRONTERAS

El pasado 11 de junio, durante su comparecencia ante la Cámara de los diputados, el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, afirmó que el marco epidemiológico global aún no ofrece suficientes garantías para una apertura sin reglas prudenciales a los países de fuera de la Unión Europea.

Italia, que ha abierto sus fronteras a los países de la Unión Europea y a Gran Bretaña desde el pasado 3 de junio, había previsto hacerlo también con otras naciones a partir del 15 de junio, pero por el momento no será así.

«Hasta el 30 de junio, los viajes hacia y desde Estados y territorios que no sean la Unión Europea y Gran Bretaña están prohibidos , excepto por necesidades de trabajo comprobadas, de absoluta urgencia o por razones de salud», se lee en el decreto que introduce la fase 3.

Por el momento se permiten sólo la llegada de personas desde los países de la zona Schengen; Reino Unido e Irlanda del Norte; Andorra, Mónaco; República de San Marino; Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia.

También hasta el 14 de julio, los servicios de cruceros de compañías italianas están suspendidos y los otros barcos solo pueden ingresar a los puertos italianos con el fin de estacionar, pero sin desembarcar.

POLÉMICA POR LA REAPERTURA DE LOS COLEGIOS EL 14 DE SEPTIEMBRE

No se sabe cómo, ya que aún no se han presentado las medidas de seguridad, pero sí cuando los colegios reabrirán, el próximo 14 de septiembre, según ha comunicado el Ministerio de Educación.

Sin embargo, algunos presidentes de regiones italianas han manifestado su contrariedad con esta fecha, ya que complicará mucho la puesta en marcha de las clases pues el 20 de septiembre está previsto que se celebren elecciones regionales por lo que se volvería así a cerrar los centros.

El Ministerio indicó que a partir del primero de septiembre las escuelas podrán reabrir para actividades relacionadas con la recuperación del aprendizaje, mientras que la fecha oficial de reapertura será el 14 de septiembre, «con el objetivo de volver a la normalidad escolar lo antes posible».

Allgunas regiones habían propuesto el 21 de septiembre «para evitar abrir las escuelas el 14 de septiembre y luego cerrarlas tres días para las elecciones y tener que volver a desinfectar todo por no se sabe cuantos días más de cierre», indicó el presidente de Liguria, Giovanni Toti.

ATENCIÓN Al AUMENTO DE LOS CONTAGIOS

Mientras Italia entra en su fase 3 de desescalada, los datos de los contagios muestran un ligero aumento.

Este sábado se contabilizaron 55 muertos y 346 nuevos contagios, en línea con los últimos días.

De los nuevos contagios, la mayoría, 210, se han registrado en la región de Lombardía (norte), pero además hay que destacar que en las últimas 24 horas se realizaron 49.750 pruebas, cerca de 20.000 menos que en los días anteriores.

Se sigue con atención la situación de Roma donde se han detectado dos focos, uno de ellos en el departamento de rehabilitación del hospital San Rafaelle y otro en un edificio de viviendas ocupado por varias familias.

De las pruebas que se han realizado a personas que han tenido contactos con el hospital romano hoy dieron positivo 5, de ellos dos técnicos de la televisión pública RAI por lo que están realizando pruebas en la sede de ese medio.

En total, el brote relacionado con el hospital ha provocado 104 casos positivos y 5 muertes.

En el caso del edificio de viviendas, en el barrio romano de Garbatella, se detectaron 9 contagios después de que resultaran enfermos miembros de una familia peruana establecida allí. Una parte de los vecinos ha sido aislada y otra trasladada a otros lugares para guardar cuarentena. EFE

Compartí: