La ciudadela inca de Machu Picchu, la principal atracción turística de Perú que se encuentra cerrada desde el 16 de marzo por la emergencia de la COVID-19, volverá a recibir visitantes a partir del 1 de julio con un máximo de 675 turistas por día.


La afluencia de público a esta joya arquitectónica de los incas estará lejos de los 5.000 visitantes diarios que acostumbraba a recibir durante la temporada alta antes de la pandemia, que tiene a Perú como el segundo país de Latinoamérica y el octavo del mundo con más casos confirmados de coronavirus al superar los 220.000.

El gobernador de Cusco, Jean Paul Benavente, detalló este sábado a la agencia oficial Andina que el límite de visitantes será de 75 por hora para los cuatro recorridos distintos que se pueden hacer dentro del área donde se ubican las ruinas, con una duración máxima de 1 hora y 20 minutos.

Dentro del protocolo de prevención de contagios incluye una serie de reglas para evitar contacto o excesivo acercamiento entre los visitantes en aquellos puntos donde confluyen los cuatro recorridos.

Ese documento pendiente aún de aprobación por parte del Ministerio de Salud, contempla la obligación de mantener el distanciamiento social, el uso de mascarillas y la restricción de ciertas áreas, entre otras normas.

FRONTERAS SIGUEN CERRADAS

De momento Machu Picchu solo será accesible para los turistas nacionales, pues Perú mantiene el cierre total de todas sus fronteras. A partir de julio el Gobierno tiene contemplado permitir el transporte interprovincial de pasajeros, que está suspendido desde que comenzó el confinamiento a mediados de marzo.

La reactivación del transporte terrestre y aéreo de pasajeros a nivel nacional estará en principio dentro de la tercera fase de las cuatro previstas por el Ejecutivo para reactivar la economía.

Aún no hay fecha concretada por parte de las autoridades para la reapertura de las fronteras y el reinicio de los vuelos internacionales, por lo que la llegada de turistas extranjeros es todavía incierta.

ACCESO GRATUITO A MACHU PICCHU

Para incentivar la recuperación del turismo, el Gobierno aprobó la entrada gratuita a Machu Picchu hasta final de año de los visitantes menores de edad y mayores de 65 años, tanto nacionales como extranjeros,

La ciudadela de Machu Picchu, famosa a nivel mundial desde el viaje exploratorio del estadounidense Hiram Bingham en 1911, es reconocida desde 1983 como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco y desde 2007 es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo.

La misma medida de acceso gratuito a personas menores y mayores de 65 años estará vigente para 55 sitios de interés cultural como yacimientos arqueológicos y museos, y para 22 parques naturales distribuidos en todo el territorio peruano.

MILES DE EMPLEOS PERDIDOS

Según la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), desde el comienzo de la crisis de la COVID-19 se han perdido en Perú unos 400.000 puestos de trabajo vinculados al sector turístico, y estiman que se cerrará el año con poco más de un millón de turistas extranjeros, la cifra más baja de los últimos 20 años.

A pesar de haber sido el primer país de Latinoamérica en decretar la cuarentena general y obligatoria cuando apenas tenía registrados 71 casos, el coronavirus se ha propagado en Perú hasta sumar 220.749 contagiados, de los que 6.308 han fallecido. EFE

Compartí: