Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, dijo este lunes que el país "está secuestrado por la mafia" y que este martes se enfrentara a ella en la audiencia de imposición de medidas a la que está convocado, tras su imputación por una presunta falsificación en gastos de campaña en las elecciones de 2018.


Alegre, que en esos comicios pugnó sin éxito por la Presidencia, ha repetido durante la pasada semana que la imputación es parte de una persecución política y obra de una «mafia» que está introducida en las altas instituciones.

El jefe opositor también ha señalado como parte de esa «mafia» al expresidente Horacio Cartes (2013-2018), que controla una de las facciones del gobernante Partido Colorado, con mayoría en la Cámara de Diputados.

Las alusiones a esa «mafia» fueron reiteradas hoy por Alegre en un video junto a su mujer y sus hijos dirigido a todos los paraguayos y un día antes de que acuda a esa audiencia.

«Nuestra tierra está secuestrada por la mafia, la corrupción y la impunidad (..) mañana voy a mirar de frente a la mafia y quiero que sepan que hay gente que no les tiene miedo, que hay paraguayos con dignidad que están dispuestos a resistir y a enfrentarlos», dijo.

Y agregó que se presentará ante la jueza de garantías «porque  a diferencia de quienes me imputaron, yo no tengo nada que ocultar».

En el video también habla la esposa de Alegre, Miriam Irún, quien se refirió como un «Gobierno de mafiosos» al Ejecutivo de Mario Abdo Benítez, quien venció al jefe liberal en 2018.

«Que este Gobierno de mafiosos sepa que cada minuto que esté privado de libertad estaremos en la resistencia y que si quieren callar su voz tendrán que apresarnos a todos y a cada uno de los paraguayos que creen en él», dijo Irún.

FACTURAS DE GASOLINA

La Fiscalía basó la imputación de Alegre en una factura presuntamente falsa por compra de combustible que figuró en la rendición de cuentas de los gastos de la campaña de 2018 presentada ante la Justicia Electoral.

El propietario de la gasolinera, en el departamento de Alto Paraná, denunció una compra de combustible por valor de 15 dólares, que en esa rendición de cuentas apareció con un monto de unos 14.800 dólares.

A esa imputación siguió la pasada semana la petición del Partido Liberal al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados  para la destitución de los fiscales que investigan el caso.

Alegre y de otros referentes del partido continuaron señalando a Cartes como un actor político en la sombra pero con gran influencia en la Cámara de Diputados, en la Fiscalía y en el JEM,

Para este martes está anunciada una caravana de seguidores que marchará desde el centro de Asunción para arropar a Alegre en el Palacio de Justicia.EFE

Compartí: