Un grupo de ciudadanos llegó este lunes hasta la Municipalidad de Ñemby para exigir la intervención a la gestión del intendente Lucas Lanzoni. Denuncian la malversación de unos G. 4.500 millones por presuntas irregularidades por obras fantasmas y sobrefacturaciones. Asimismo piden una vez más que sea aprobado el pedido de informe de gastos del 2019 y la intervención municipal.


Compartí: