Descargar el Audio

El gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken indicó que debido a la crisis del COVID-19 la zona se encuentra en una “confrontación entre la sanidad y lo comercial”. Agregó que tienen que observar la hoja de ruta cada día atendiendo a la cantidad de infectados.


“Nosotros en este momento tenemos una confrontación en la parte de la sanidad y en la parte comercial, cómo hacemos conciliar los intereses contrapuestos, cuando de repente no es menos cierto que tenemos que avanzar con el protocolo y al mismo tiempo, la reactivación del comercio. En Asunción del Paraguay tuvimos un clamor en estos días de casi 2.000 taxistas que vinieron a  la Gobernación a hacer un reclamo vinieron a pedir kits de alimentos, estuvimos repartiendo con la SEN”, comentó.

 “El impacto más fuerte está en lo que hace a la frontera. Por eso decíamos el clamor de los taxistas  y de gente que  hasta ahora no está trabajando y no va a trabajar porque la frontera no se va a terminar abriendo. Entonces, ver la posibilidad que aterricen en programas sociales. Pytyvõ creo que le llegó a 74 mil personas en el departamento y queremos ver la posibilidad que llegue a más, sobre todo pedían financiación de sus deudas, esta gente que nos visitó que representan según ellos a más de 5.000 microempresarios, taxis y transporte alternativos querían un crédito”, indicó.

Compartí: