Descargar el Audio

El ingeniero Luis Torres, gerente Comercial de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) refirió que en el caso que el Ejecutivo promulgue la ley que exonera hasta 1.000 kW costaría a la estatal unos 230 millones de dólares en seis meses.


“Nosotros entendemos que la cobertura presupuestaria de estas exoneraciones deben de hacer del fondo de emergencia creado por la propia Ley de Emergencia. Solo que en una previsión inicial solo eran USD 45 millones para tres meses y ahora se convierte entre USD 210 a 230 millones en seis meses”, mencionó

“En baja tensión tenemos 120 mil usuarios aproximadamente, esos tendrían subsidios parciales, G. serían 442.000 por cada factura. Serían aproximadamente USD 8.5 millones. Serían como USD 32.5 millones por mes (por seis meses)”, explicó.

“En realidad, debemos de aguardar lo que diga el presidente, en caso de una promulgación el decreto reglamentario debe de ser bien redactado y por sobre todo entendible y que no quede en la posibilidad de unas interpretaciones que llevan a confusiones posteriores”, señaló.

Sobre el proyecto:

La Cámara de Senadores sancionó este jueves el proyecto de ley que anula las facturas emitidas por la ANDE y la Essap desde el mes de marzo y aumenta hasta 1.000 kW de consumo la exoneración para los usuarios de energía eléctrica hasta el mes de agosto. El documento fue remitido al Ejecutivo.

El proyecto fue elaborado para anular las facturas emitidas durante los meses de marzo, abril y mayo, en donde, por motivo de la cuarentena sanitaria por el COVID-19 se realizaron las facturaciones de acuerdo al promedio de consumo histórico.

En su paso por la Cámara de Diputados, el proyecto fue modificado sustancialmente en uno de sus artículos, el de la exoneración del pago por el servicio. Se amplió la exoneración por consumo hasta 1.000 kW, que representan unos 442.000 Gs.

Esta medida se aplicará desde marzo hasta agosto, y en los casos ya facturados se deberá descontar de las siguientes facturas de forma retroactiva.

Compartí: