Descargar el Audio

El rubro de juegos de azar es otro de los afectados por la pandemia del coronavirus, que desde el 11 de marzo está con cero facturaciones. El vocero de la Asociación de Propietarios de Juegos de Azar, Cristian Vera manifestó que son 4.000 trabajadores afectados directamente, sin embargo el Ministerio de Salud “no nos muestra la luz al final del túnel”. Presentaron un borrador de protocolo sanitario con el fin de agilizar la vuelta del rubro, sin embargo siguen con la incertidumbre por la nula respuesta de la cartera de salud.


“Nos jugamos la vida” es una campaña que inició el sector. “Nos jugamos por la vida porque respetamos las disposiciones de las autoridades sanitarias, mirando un poco todo lo que estaba pasando a nivel mundial y por supuesto cerramos todo y paramos y atrás de eso paro toda una maquinaria económica que estaba trabajando desde hace mucho tiempo. Y ahí es donde están los más de 4.000 trabajadores que dependen de forma directa de nosotros”, refrió.

Mencionó que presentaron un borrador de protocolo sanitario con el fin de agilizar la vuelta del rubro. Sin embargo singuen sin respuestas oficiales. Indicó que la decisión depende del ministro, Julio Mazzoleni y el viceministro Juan Carlos Portillos, del Ministerio de Salud, pero la decisión técnica depende de la doctora Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud.

Vera manifestó que son 4.000 trabajadores afectados de forma directa con la cesación de actividades por el coronavirus. Algunas empresas optaron por la suspensión de los contratos laborales, mientras que otros cumplen con el pago a sus personales, señaló.

Por otra parte, dijo que son 20 las empresas que trabajan de forma legal cumpliendo todo lo estipulado en la Ley.

Vera dijo que les daba esperanza ver que otros rubros se habilitaban en la tercera fase de la cuarentena inteligente. “Somos de menos peligrosidad que otros rubros”, refirió. Además, añadió que el rubro puede cumplir con todos los protocolos sanitarios que se les imponga. “Que nos ponga los protocolos, pero que nos deje trabajar”, pidió.

Señaló que hay cero apoyos financieros por parte de entes públicos y privados. Lamentó que haya “una suerte de marginación al rubro”.

Compartí: