Pese a la actual pandemia de COVID-19, autoridades sanitarias recuerdan que el dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquito son endémicas del país y no hay que olvidar el combate.


El nuevo titular del Senepa, Hernán Rodríguez, informó que en lo que va del año se registran 73 muertes por dengue y 53.313 casos confirmados. En el periodo de pandemia, desde inicios de marzo, sin embargo, se registraron sólo dos fallecimientos.

Rodríguez señaló que al igual que el coronavirus, el dengue debe introducir hábitos de prevención en el día a día. El más importante es la eliminación de criaderos, que disminuye considerablemente la presencia de larvas y, posteriormente, de mosquitos potenciales transmisores.

“Si vemos un mosquito volando, quiere decir que tenemos un criadero cerca. Los mosquitos no vuelan mucho”, explicó. También recordó que el dengue se caracteriza por ser una enfermedad impredecible en su comportamiento, ya que muchos fallecimientos se dan una vez superada la etapa de signos y síntomas.

También recordó que existen casos de dengue asintomáticos, así como el COVID-19. Sobre la epidemia del año pasado, la más grande en años, el titular del Senepa explicó que se trató de una propagación del serotipo 4, que hasta el momento no se había vuelto masivo y, por tanto, gran parte de la población no había desarrollado inmunidad.

No obstante, el riesgo del dengue se mantiene para las personas que ya tuvieron la enfermedad.

La labor del Servicio de Erradicación del Paludismo (Senepa) es la de identificar posibles focos de infestación larvaria y coordinar con autoridades de vigilancia epidemiológica. IP

Compartí: