Descargar el Audio

El médico infectólogo, Tomás Mateo Balmelli recordó su postura en que la cuarentena no fue para mitigar el virus porque no había una circulación comunitaria, sino darle tiempo al sistema sanitario para fortalecerse. Sin embargo, ahora el país entra en una época invernal en donde colapsa el sistema sanitario por las enfermedades respiratorias que surgen por la aglomeración.


Reiteró que la cuarentena no significa mitigar la propagación del virus, sino apaciguar la transmisión y que no haya un crecimiento exponencial donde número de infectados supere la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

El doctor se reafirmó en que el sistema de salud no está preparado porque lo que no se hizo en 60 años, no se puede hacer en 100 días. Sin embargo, sostuvo que hay que reconocer que el sistema sanitario sí se fortaleció.

Manifestó que los resultados epidemiológicos que se están dando en estos momentos, coincide con los últimos días de la fase 2 de la cuarentena inteligente y los primeros días de la fase 3, donde la ciudadanía empezó a relajarse. Agregó que ahora al haber mayor circulación hay más contacto entre las personas y esto provoca que  haya mayor probabilidad de transmisión del virus. Además, dijo que coincide con una época invernal donde hace frío y la gente sale menos a la intemperie y estará más aglomerada dentro de la casa, dentro del trabajo, dentro de estructuras.

Recomendaría a Mazzoleni y Abdo: “vayamos despacio, no es el momento de pisar el acelerador”

Al plantearle qué recomendaría al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, y al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, si tuviera una reunión con ellos, manifestó : “le diría que vayamos despacio, que estamos apurado como Napoleón le dijo a su general; le diría que este es el momento de poner el pie en el freno, que estamos entrando en un momento crítico, estamos flexibilizados y hay más circulación de personas que pueden contagiarse por el contacto que hay porque el 90% de las entidades están liberadas; le diría que viene el invierno, que esto va a favorecer la aglomeración de gente y que la transmisión del virus y que este no es momento de apretar el acelerador sino tener el pie en el freno y cuando haya que frenar tenemos que frenar y cuando haya que liberar el pie del freno hay que liberarlo lentamente, con mucha cautela; le diría que sigamos insistiendo en el fortalecimiento de las instituciones sanitarias”.

Es momento de la «solidaridad»

Dirigió un mensaje a la ciudadanía y dijo que “éste es el momento de hacer resurgir esas expresiones humanas que teníamos nosotros un poco guardadas en el cajón del olvido: la solidaridad, el humanismo, priorizar la vida, priorizar la conciencia, más dirigida para aquellos individuos que se encuentran en una situación de vulnerabilidad y que nosotros con nuestro buen comportamiento sanitario podemos evitar lo que está ocurriendo en países cercanos”.

 

 

Compartí: