Un taller mecánico, ubicado en la ciudad de San Antonio, fue intervenido por fiscalizadores del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), ya que el mismo operaba sin la Declaración de Impacto Ambiental, expedida por el MADES.


Según el acta remitido por fiscalizadores, el establecimiento contaba con dos tinglados de 8×20 y 6×10 metros, piso de hormigón y un galpón 8×4 metros, también cuenta con una fosa para la inspección de vehículos y una pileta para lavadero repuesto. En lo que respecta a los efluentes generados en dicha pileta, estos son conducidos hasta una cámara séptica y luego, a través de una cañería a un pozo ciego.

No se observaron rastros de quema de cubiertas, los residuos sólidos son recolectados por recicladores o recolectores de la municipalidad de San Antonio, tres veces a la semana, según informaron los encargados.

En el momento de ser requeridas las documentaciones, estas no fueron presentadas, por lo que antecedentes de este caso, serán remitidos a la Dirección de Asesoría Jurídica, ya que la carencia de la Declaración de Impacto Ambiental representa una clara infracción a la Ley N° 294/93 “Evaluación de Impacto Ambiental”. MADES

Compartí: