Descargar el Audio

Son reiterados los casos en los que parejas se separan y los niños quedan en medio de la disputa del divorcio. Muchos padres y madres quedan por meses y hasta años sin la convivencia con sus niños por los litigios legales. Al respecto, la ministra de la Niñez y la Adolescencia aseguró que los jueces deben velar por los derechos de los menores y que un niño no es un "trofeo de guerra" entre los padres. 


La ministra de la niñez y la adolescencia manifestó su preocupación sobre procesos judiciales que duran años, rompiendo el vínculo familiar del niño con uno de los padres. «Como Ministerio no podemos involucrarnos en casos particulares. Nosotros tenemos a una mesa de dialogo en algunos casos, para una revisión de los casos. Los niños no tienen que sufrir por la separación de los padres. Los jueces tienen que preservar ante todo el derecho del niño. Tienen que decidir con quién vivirá el niño», dijo. 
Enfatizó que hay que tomar medidas, y que la Corte Suprema debe tomar intervención en los casos que se denuncie, ver quién es el juez del caso que juega a favor de una de las partes, abogados, psicológos. «La opinión del niño tiene que ser escuchada. El juez tiene que tener la capacidad de comprender si el niño esta siendo manipulado», agregó.
Compartí: