Descargar el Audio

La fiscala Victoria Acuña manifestó en el juicio del exministro de la SEN, Camilo Soares y de Alfredo Guachiré, exdirector de la UOC, se probó un daño patrimonial de G. 943 millones por la compra de alimentos de primera necesidad. En el famoso caso de “coquito de oro” no quedó probado porque no se pudo determinar con efectividad de donde la Fiscalía obtuvo el perjuicio patrimonial.


En la compra de alimentos de primera necesidad durante la gestión de Soares e probó un daño patrimonial de G. 943 millones.

Lo que el Ministerio Público sostuvo y se probó es que la compra de alimentos de primera necesidad del 21 al 24 de diciembre del 2009 se realizó a un costo mayor que una licitación anterior (17 de diciembre).

Relacionada: Tribunal de Apelaciones tendrá en sus manos la libertad o prisión de Camilo Soares 

En el caso de las compras de panificados (“coquito de oro”), el Ministerio Público hizo un promedio de precios con un presupuesto que en su momento había llevado la empresa Súper Más y se determinó un perjuicio patrimonial de 271 millones aproximadamente. Sumado los dos daban G. 1.224 millones que es el perjuicio patrimonial que se le atribuyó.

Compartí: