El caso de la niña de 11 años embarazada y que se encuentra internada fue denunciado ante la Unidad Penal de Pedro J. Caballero en octubre de 2019. La fiscal interviniente Sandra Díaz imputó al autor del hecho, un menor de 14 años, quien también vivía en el lugar.


La niña fue inspeccionada por el médico forense y se dispuso la realización de evaluaciones psicológicas, que confirmaron el hecho.

El joven habría aprovechado que la niña fue llevada a residir en la misma vivienda, con la menor y el padre.

El menor fue imputado en aquel entonces y puesto a disposición del Juzgado para la imposición de medidas atendiendo a la edad.

La Fiscalía debe presentar requerimiento conclusivo en el mes de Julio y una vez que nazca el bebé solicitará pruebas de ADN.

Compartí: