El Ministerio de Justicia dispuso el traslado de un contingente del Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios (GRAP) hasta la penitenciaría de Ciudad del Este para reforzar la seguridad dentro del lugar.


A partir de un brote de COVID-19 en el sitio, se determinó que los guardiacárceles y funcionarios guardarán cuarentena en albergues del Gobierno y cumplirán sus funciones en turnos rotativos.

Si bien algunos agentes se encuentran en albergues, un grupo quedó dentro de la penitenciaría para la custodia, los mismos venían desempeñándose en grupos dentro del lugar y a partir de hoy cuentan con el apoyo del GRAP, informó el Ministerio.

El Grupo de Reacción de Agentes Penitenciarios (GRAP), es un equipo antimotines propio del Ministerio de Justicia, que cuenta con el equipamiento necesario, así como con el entrenamiento adecuado para contener posibles disturbios en los penales y dar apoyo en caso de ser necesario en la custodia de la seguridad.

El brote de COVID-19 en la penitenciaría se encuentra controlado por las autoridades sanitarias, quienes procedieron a la toma de muestras de todos los internos, más de 1.100 personas. Destacaron que afortunadamente la mayoría presenta síntomas leves o son asintomáticos, a excepción de un solo interno que debió ser trasladado a un centro de salud por un cuadro respiratorio.IP

Compartí: