Paraguay acogerá desde este lunes la reuniones ministeriales y grupos de trabajo del Mercosur que precederán a la Cumbre de Presidentes del jueves, cuando Mario Abdo Benítez cederá a su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, la presidencia de un bloque regional en situación de cuarentena por el coronavirus.


Foto ilustrativa.
La pandemia será uno de los temas centrales de la cumbre, que debido a las restricciones sanitarias y de movilidad se celebrará por videoconferencia, al igual que el resto de encuentros.

Un encuentro que en un principio se iba a celebrar la ciudad de Encarnación (sur), uno de los principales destinos turísticos paraguayos, en la frontera con Argentina.

Abdo Benítez, que abrirá la cumbre virtual desde la sede del Banco Central del Paraguay, recibió el testigo presidencial del Mercosur en diciembre de 2019 de manos de su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, en una cita en la que el bloque reafirmó su vocación por el libre comercio.

Paraguay recogió la presidencia semestral con el compromiso de seguir impulsando el multilateralismo, si bien la llegada de la pandemia a la región condicionó su mandato e impidió que los encuentros de trabajo se realizaran de forma presencial.

Pese a esos condicionantes siguen en curso las conversaciones con la Unión Europea (UE) para concluir la revisión legal del acuerdo de comercio, así como las negociaciones con Singapur, Corea o Líbano, dentro de la apuesta por el multilateralismo y los tratados comerciales con otras regiones.

UN MERCOSUR EN PANDEMIA

Los cuatro presidentes del bloque ya se reunieron por videoconferencia para tratar de coordinar acciones y compras conjuntas de medicamentos para hacer frente a la pandemia, aunque dentro de sus fronteras cada país aplicó sus propias medidas.

Uruguay ha sido alzado como un ejemplo para la región por su rápido y eficiente control de la pandemia, que desde marzo ha dejado algo más de 900 contagios y 26 muertos en ese país.

Paraguay también tomó medidas efectivas con urgencia que, en un principio, dieron buenos resultados, pero las cifras comenzaron a dispararse a medida que se fueron levantando las restricciones.

El número de contagiados desde marzo en Paraguay asciende a 1.942, con 15 fallecidos y 882 casos activos, según los datos actualizados hasta este sábado.

Por su parte, Argentina reportó el sábado 2.401 nuevos casos, que sitúan el total del país en 57.744 positivos, mientras que el número de fallecidos es de 1.207.

El aumento en el ritmo de contagios ha llevado al Gobierno a endurecer la cuarentena en Buenos Aires y su área metropolitana, epicentro de la pandemia en el país, al menos hasta el próximo 17 de julio

La situación más crítica es la vivida en Brasil, donde el número de contagios sobrepasa los 1,3 millones y se registran más de 57.000, mientras que Bolsonaro sigue incentivando la desescalada y mantiene su escepticismo sobre la pandemia.

PRIMERA CUMBRE DE ALBERTO FERNÁNDEZ Y LUIS LACALLE

Este encuentro virtual será el primero para Lacalle Pou, que asumió en marzo la Presidencia de su país, y para Alberto Fernández, el presidente de Argentina.

Fernández asumió unos días después de la celebración de la anterior cumbre, en la localidad brasileña de Bento Gonçalves, la última para su predecesor, Mauricio Macri, quien en esa ocasión defendió la vocación del bloque suramericano por el libre comercio.

En esa reunión participó por Uruguay la entonces vicepresidenta, Lucía Topolansky, en representación de Tabaré Vázquez, quien no asistió a causa de la enfermedad que padece. EFE

Compartí: