Descargar el Audio

El empresario Juan Grassi sostuvo que los comercios requieren por parte del Gobierno políticas económicas concretas y que puedan inyectar liquidez dentro del mercado. Además, agregó que “estamos a pocas semanas de ver en Asunción y en las fronteras un cementerio de empresas”.


La depresión económica hace que la facturación sea mínima. No es a causa de que la gente no quiera salir por miedo, sino porque no cuenta con liquidez. Ni este año ni el próximo no se recupera el sector gastronómico. Nosotros abrimos no por caraduras, lo hacemos porque no queremos despedir a las personas. No estamos trabajando para ganar. Ni siquiera podemos pagar compromisos. Son momentos muy duros y críticos para el sector”, indicó.

Grassi señaló que necesitan prorrogas ya que actualmente no pueden afrontar el pago de los créditos. Por otro lado, acotó que precisan de créditos a largo plazo.

Compartí: