Descargar el Audio

El infectólogo Tomás Mateo Balmelli afirmó que es un “vía crucis” trasladar a un paciente con COVID positivo desde el interior del país hasta la capital para que reciba una asistencia de mayor complejidad. Además, indicó que es un calvario para el paciente, para los familias y para los médicos.


Sobre la joven de 18 años fallecida con COVID positivo:

“Es inviable trasladar un paciente que esta a 350 km para recibir una asistencia de mayor complejidad en una pandemia como esta. Es decir, es inviable. La cabeceras departamentales, tienen que estar capacitados desde todo punto de vista, igual que la capital para asistir a este tipo de pacientes. Es un vía crucis”, refirió.

La joven de 18 años padecía de diabetes, insulinodependiente, que estaba internada en el Ineram, procedente de Ciudad del Este. Los decesos en Paraguay ya suman 18.

 

Compartí: