El número de personas que murieron tras los fuertes vientos y tempestades que azotan la región sur de Brasil desde el inicio de la semana ascendió a nueve, según informaron fuentes oficiales.


La Defensa Civil del costero estado de Santa Catarina informó en un boletín que nueve personas han fallecido en la región y que otra sigue desaparecida en la ciudad de Brusque, a unos 130 kilómetros de Florianópolis, la capital regional.

De los fallecidos, cinco murieron en la región metropolitana de la Isla de Florianópolis y cuatro en el interior del estado.

Entre las víctimas figuran una anciana, que murió en la localidad de Chapecó tras la caída de un árbol, y un hombre que fue electrocutado por cables derribados en la ciudad de Santo Amaro.

Según la Defensa Civil, la combinación de vientos y lluvias se transformaron en lo que es conocido como “ciclón bomba”, cuyos vientos llegaron a alcanzar velocidades de hasta 100 kilómetros por hora y causaron estragos en varias ciudades de ese agrícola e industrial estado, así como en el vecino Rio Grande do Sul.

En San Pablo y Río de Janeiro, ambos estados en la región sureste, se esperan reflejos del ciclón que atraviesa el sur del país.

Esta madrugada, ya fueron registradas diversas caídas de árboles, así como se hundieron dos lanchas y siete barcos que estaban en amarras de un muelle en Santos, en el litoral paulista.

Fuente: Infobae

Compartí: