Descargar el Audio

Alberto Brixner, cañicultor, manifestó que después de 8 años volvieron a tener una crisis en el sector y puntualizó que si el contrabando de azúcar continúa en el país, aproximadamente 250.000 familias se podrían quedar sin el sustento económico. Señaló que la situación inclusive empeoró con la pandemia del coronavirus. Cabe recordar que los productores de caña dulce y el Gobierno llegaron a un acuerdo este jueves, en el que hubo un compromiso por parte de las autoridades de reforzar el combate al contrabando.


Compartí: