La Itaipu Binacional recuperó 11 hectáreas que habían sido ocupadas en Puerto Indio, distrito de Mbaracayú, Alto Paraná, que corresponden a la franja de protección del embalse e inició las primeras tareas de reforestación en las zonas depredadas e instaló equipos de seguridad para defender este pulmón verde del país.


Detallan que la recuperación del espacio usurpado fue posible mediante el procedimiento autorizado por la fiscal Olga Melgarejo y encabezado por efectivos policiales y agentes fiscales. El director general paraguayo, Ernst Bergen, junto con otras autoridades de la Entidad, acompañó de cerca el operativo.

Si bien al momento del ingreso, no se encontró a ninguna persona en el inmueble, se constataron precarias edificaciones de madera, las cuales fueron derribadas.  En plena cuarentena sanitaria, Itaipu había constatado la tala de al menos 11 hectáreas de bosques nativos en Puerto Indio, a unos 100 kilómetros aguas arriba de la Central Hidroeléctrica, por lo que intensificó las acciones para defender este pulmón verde del país.

Inmediatamente después del operativo, se dio inicio a las primeras tareas de reforestación en las zonas depredadas y fueron instalados equipos de seguridad, cartelería y contenedores, los cuales permitirán tener todas las condiciones necesarias para que el cuidado en la zona afectada sea permanente y cuente con el acompañamiento de las fuerzas responsables de la seguridad nacional del país.

Un total de 1.000 plantines de especies nativas, producidas en el Vivero Forestal de la Itaipu, se están cultivando en las parcelas depredadas. Además del director general Bergen, acompañaron el procedimiento los directores Luis Valdez (Dirección Técnica), Iris Magnolia Mendoza (Jurídica), Miguel Gómez (Coordinación) y Alberto Cabrera (Administrativa).

El área afectada por las invasiones forma parte de la franja de protección del embalse y resguarda los últimos remanentes del Bosque Atlántico del Alto Paraná (Baapa). La liberación de la zona ocupada permite además precautelar la franja de protección de la Central Hidroeléctrica, constituida por una cobertura boscosa. Su función es reducir la erosión y el ingreso de sedimentos y contaminantes al embalse, protegiendo la materia prima para la generación de energía, que es el agua. Asimismo, constituye un corredor biológico que permite la preservación de la vida silvestre.

Solución integral para familias

A las familias que se encuentran afincadas en las zonas que pertenecen a la Binacional se les ofrecerá una solución y una oportunidad para una reubicación definitiva.

Para el efecto, esta misma semana un equipo interinstitucional del área social integrado por la Unidad de Gestión y Gabinete Social de la Presidencia de la República, Itaipu, Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Ministerio de Desarrollo Social (MDS) y Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (Minna), inició los trabajos para el diseño y la implementación de un programa de asistencia integral que permitirá a los ocupantes salir de las condiciones de pobreza y mejorar su calidad de vida.

Antecedentes de las invasiones

A finales de enero de este año, los guardaparques de la Binacional reportaron las primeras talas de árboles nativos en la zona. Ante este hecho, Itaipu solicitó refuerzo policial y procedió a presentar dos denuncias ante el Ministerio Público, una ante la Unidad Especializada de Delitos Ambientales, con sede en Ciudad del Este; y otra, ante la Unidad Penal por invasión de propiedad privada.

En estos meses, se efectuaron cuatro constituciones de comitivas fiscales en el lugar, y en todas ellas, los presuntos invasores huyeron del sitio; no obstante, regresaron pocos días después y realizaron una mayor incursión, tala y desmonte.

Itaipu viene fortaleciendo el control y resguardo de las áreas protegidas, para resguardar la zona de influencia de la represa, al tiempo de coordinar el acompañamiento de las demás instituciones del Estado para evitar mayor daño al patrimonio natural de todos los paraguayos.IP

Compartí: