Descargar el Audio

La madre de los niños asesinados en Capiatá, Beatriz Romero, está en España hace unos 7 u 8 meses. Contó que horas antes del trágico suceso, ella, su suegra y el oficial de policía mantuvieron una videollamada. Luego de asesinar a sus hijos y suegros, el también fallecido iba mostrándole a su madre, por la misma vía, lo que había hecho. Posteriormente, la suegra fue quién dio la trágica noticia a Romero. Refirió que el hombre padecía de diabetes y una profunda depresión y que en varias ocasiones había amenazado con suicidarse.


«Él tenía depresión, había días que no comía. Lo único que quería era que su mamá y yo volvamos a Paraguay y le decíamos que no había forma de volver, no hay vuelos. Él era diabético, tomaba como cualquier persona pero desde que estoy acá, me dicen que tomaba más. No un seguía tratamiento, yo le dije que tenía que consultar, había momentos en que aceptaba que tenía depresión», refirió.

Nota relacionada: Policía hablaba por videollamada con su madre mientras le mostraba cómo iba eliminando a su familia, según testigo

Beatriz perdió esta madrugada a su padre, Alberto de la Cruz Riveros Benítez (51), su madre, Amalia Portillo (50); también asesinó a sus propios hijos, Amaia Casco Romero (2) y Amilcar Casco Romero (1), y a su hermana, Liliana Maribel Gómez (16), a manos de su pareja,  Isidro Casco (31).

Otras dos personas heridas, de 18 y 10 años lograron sobrevivir y fueron trasladadas de urgencia al Hospital de Trauma.

Nota relacionada: Sobrevivientes de macabro asesinato en Capiatá están estables pero con graves heridas en los pulmones

Isidro Casco Salinas prestaba servicio en la Comisaría Mboi’y Km 25 ruta 2 y utilizó dos armas para cometer el crimen.

Nota relacionada: <+strong>Policía mató a cinco personas y luego se quitó la vida

Compartí: