Descargar el Audio

Isabel Caballero, familiar de los fallecidos estaba en el domicilio cuando ocurrió el macabro asesinato en Capiatá y dio detalles de los hechos. Esta madrugada, Isidro Casco Salinas, suboficial de la Policía mató a cinco personas de su familia, inclusive a sus hijos de 1 y 2 años, y luego se quitó la vida mientras hablaba por videollamada con su madre que está en España. Su pareja, madre de los niños también está en dicho país.


Según Caballero, prima de la pareja del policía, él llegó haciendo una videollamada con su mamá, mostrándole cómo iba eliminando a su familia. Al notar que estaba fuera de sí, una de las presentes trató de huir con el bebé a lo que el policía respondió con balazos. «Cuando mi hija salió corriendo con el bebé en brazos él le apunta a la cabeza y dispara», contó conmocionada.

Según el relato, el uniformado tenía problemas con el alcohol e incluso con las drogas y había recibido tratamiento psicológico en el Hospital Rigoberto Caballero. «Nosotros le hablábamos pero él parecía que no estaba en sí mismo. No sé qué le habrá pasado por la cabeza», refirió.

Dos menores sobrevivieron al ataque y están estables. «La de 18 años tiene una herida de bala, el daño en el pulmón izquierdo. El de 10 años llegó intubado, con dos heridas con entrada y salida, lesión en el pulmón», comentó el Doctor Agustin Saldivar.

Compartí: