La Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó esta semana un informe sobre el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus en el mercado laboral. Los resultados arrojaron datos alarmantes para América Latina. De acuerdo al reporte, en el primer semestre del año la región registró pérdidas en horas de trabajo equivalentes a 65 millones de puestos laborales.


El descenso en horas de trabajo en el segundo trimestre para América Latina y el Caribe fue del 20 por ciento, equivalente a unos 55 millones de empleos de tiempo completo para una semana laboral de 40 horas, y de 47 millones de empleos en semanas de 48 horas de trabajo promedio, explicó el documento.

En los primeros tres meses del año, en tanto, el porcentaje fue del 3,6 por ciento de las horas laborales totales, lo que equivale a unos 10 millones de empleos en una semana de 40 horas y 9 millones en semanas con promedio de trabajo de 48 horas.

A nivel continental -es decir, agregando América del Norte- el total para el primer semestre del año asciende a horas equivalentes a 93 millones de puestos de trabajo.

Las cifras reflejan el fuerte impacto que han tenido las cuarentenas en las economías de la región, considerando que fueron impuestas durante los últimos días del primer trimestre y, en la mayoría de los casos, se extendieron en gran medida durante el segundo.

La OIT, en tanto, estimó que durante la segunda mitad del año la cantidad de horas laborales perdidas ascenderá al equivalente a 70 millones de puestos de trabajo.

A nivel global global, el organismo indicó que las medidas impuestas durante la pandemia han costado un equivalente a 400 millones de empleos a tiempo completo en todo el planeta.

El impacto en América supera a Europa y a Asia. Tanto el “viejo continente” como Asia Central vieron una reducción el 13,9 por ciento de sus horas de trabajo, mientras que en China y el resto de Asia la cifra fue de 13,5 por ciento.

Compartí: