El repunte de los casos de COVID-19 en Croacia no ha reducido la participación en las elecciones legislativas, que se celebran sin incidentes pero con medidas especiales para impedir contagios.


«No se han registrado incidentes, no ha habido denuncias. Todos se atienen a las instrucciones sobre la aplicación de las medidas epidemiológicas, tanto los colegios electorales como los propios electores», declaró a la televisión pública HTV la vicepresidenta de la Comisión Electoral Estatal, Vesna Fabijancic-Krizanic.

Unos 3,85 millones croatas con derecho a voto están llamados este domingo a las urnas para elegir a los 151 diputados del Parlamento nacional.

Hasta las 11.30 (09.30 GMT), cuatro horas y media después de la apertura de colegios electorales, había votado un 18,09 % de los electores, informó la Comisión.

En los comicios parlamentarios de septiembre de 2016, cuando la participación fue del 53%, a esa misma hora hubo una afluencia similar, un 18,89 % del electorado.

Esta consulta también se celebra en verano, una fecha poco común en Croacia y que se temía que también pudiera reducir el índice de participación.

Debido a la necesaria distancia social de un mínimo de 1,5 metros, y el respeto de otras medidas de prevención, ante algunos colegios electorales se han creado largas colas de ciudadanos.

Las encuestas prevén unos resultados muy ajustados entre la conservadora Unión Democrática Croata (HDZ) del primer ministro, Andrej Plenkovic, y la plataforma de centroizquierda «Restart», encabezada por el líder socialdemócrata Davor Bernardic.

Los analistas consideran que, pese a lo reñido del resultado, los conservadores tienen más posibilidades de seguir al frente del Gobierno porque cuentan más opciones de llegar a pactos de coalición con formaciones derechistas o ultranacionalistas.

La epidemia del coronavirus ha repuntado y registró el viernes los peores datos, con 96 nuevos contagiados y dos muertos en el país balcánico.

Hasta ahora, se han registrado 112 fallecidos por la pandemia, por lo que Croacia no ha resultado muy afectada en comparación con otras naciones europeas.

Unos 55 contagiados por SARS-CoV-2 han solicitado ejercer su derecho a sufragio, lo que podrán hacer a través de una «persona de confianza» que votará en su nombre.

Igualmente han manifestado el mismo deseo alrededor de 500 electores en cuarentena, que recibirán una visita en sus domicilios de una comitiva de la comisión electoral.

Mascarillas, gel desinfectante para de manos y superficies, y la distancia mínima de 1,5 metros son las medidas básicas que todos tienen la obligación de respetar durante el proceso electoral. EFE

Compartí: