Descargar el Audio

El abogado Andrés Casati, representante legal de las empresas proveedoras de insumos Eurotec e Imedic, aseguró que hoy día su cliente Justo Ferreira, propietario de ambas firmas es un “empresario que se endeudó en USD 11 millones” y que “ su gran pecado fue competir a nivel empresarial”.


Cabe recordar que el Ministerio de Salud decidió rescindir totalmente el contrato de compra, luego de que los insumos proveídos no cumplieran con las especificaciones del pliego de base y condiciones.

“Nosotros estamos expectantes, a mi cliente se le abrieron varios frentes, esta muy ocupado en muchas cosas, vamos a organizarnos para ir saliendo de todas estas situaciones, él es un empresario que se comprometió con el país y hoy es un empresario que se endeudó en USD 11 millones, le cancelaron todas las licitaciones, las anteriores a estas, no le pagan más ninguna licitación y no le dejan participar de ninguna otra. Lo único que ha hecho es trabajar y su pecado es venir de una clase trabajadora y su gran pecado fue competir a nivel empresarial”, indicó.

Sobre anticipo:

“En esa licitación habían otorgado un anticipo de aproximadamente USD 3 millones esta contemplado en el contrato y luego por una serie de situaciones que son de público conocimiento el Ministerio ha resuelto rescindir el contrato y nosotros como empresa hemos solicitado una reconsideración de tal y solicitamos la nulidad del mismo. Y solicitamos la inmediata apertura de una cuenta en el BNF a los efectos de poder depositar dicho dinero. Estamos atentos a la resolución de la más alta autoridad ministerial a los efectos de la apertura de cuenta y la devolución inmediata del dinero. No lo tiene todavía (el ministerio), porque no ha resuelto el recurso de consideración que hemos presentado nosotros solicitando una apertura de cuenta en el BNF para devolver los USD 3 millones que nos han otorgado como anticipo al momento de la firma de contrato”, refirió.

Compartí: