Descargar el Audio

La fiscala Gladys Torales, manifestó que varios testigos habían señalado que el jefe de seguridad del penal de Coronel Oviedo, identificado como Pedro Riquelme, quien fue acribillado este miércoles, recibía amenazas constantemente. Asimismo indicó que la acompañante del fallecido, la señora Mirtha Ortíz, tendría más información al respecto, ya que era una persona de confianza de la víctima, por lo que volverá a ser interrogada al respecto.


Torales expresó que este miércoles en horas de la noche hicieron un seguimiento de las cámaras de circuito cerrado de la zona y llegaron hasta una vivienda en proceso de construcción, en el barrio San Isidro, pero no hallaron la motocicleta en la que se movilizaron los responsables del hecho ni tampoco a ellos, pero si encontraron una gran cantidad de marihuana. «Hay elementos que indican que allí se hace el embalaje y distribución de este producto», dijo.

Mencionó además que el fallecido contaba con chaleco antibalas, pero que de igual manera las balas traspasaron. «El primer informe forense arroja que el cuerpo de la víctima recibió 14 impactos de bala, tiene 13 orificios de entrada y 4 orificios de salida», comentó.

Compartí: