Según los científicos, una dosis cada dos meses es más efectiva para prevenir la infección que una píldora diaria.


Foto ilustrativa.

El ensayo aleatorio y doble ciego del medicamento, llamado cabotegravir, fue realizado por la Red de Ensayos de Prevención del VIH, una colaboración científica. El ensayo incluyó a casi 4.600 hombres y mujeres transgénero que tienen relaciones sexuales con hombres y se llevó a cabo en 43 lugares de siete países.

 

Cada participante recibió una inyección cada dos meses, ya sea de cabotegravir o de un placebo. Cada uno también tomó o bien Truvada o una píldora de placebo todos los días. (Se diseñó un estudio separado de mujeres cisgénero en el África subsahariana al mismo tiempo, pero ha llevado más tiempo inscribir a las participantes).

 

Se esperaba que el ensayo continuara hasta bien entrado el año 2022, pero se suspendió en mayo después de que un análisis provisional mostrara que el cabotegravir era altamente efectivo.

 

En el análisis final, 13 participantes que recibieron las inyecciones cada ocho semanas estaban infectados con el VIH, en comparación con 39 que estaban infectados entre los que tomaron la píldora diaria. La inyección fue 66 por ciento más efectiva que Truvada.

 

En un subconjunto de 372 personas que recibieron Truvada, los análisis de sangre mostraron que sólo el 75 por ciento tomó fielmente las píldoras. La inyección demostró ser más efectiva que las píldoras para estos participantes también.

 

Incluso antes de la pandemia, algunos médicos se preocupaban por cómo podían iban a tratar a los pacientes que podrían necesitar inyecciones cada dos meses. Los médicos de la clínica del Dr. Gandhi en San Francisco consideraron la posibilidad de hacer citas rápidas sólo para la inyección, tal vez entregada en una farmacia, desde una camioneta móvil o en un estacionamiento.

 

Ella y otros expertos elogiaron a ViiV Healthcare por probar el inyectable en un conjunto diverso de participantes. La mayoría de los ensayos del V.I.V. han reclutado principalmente a hombres blancos gay mayores, que a menudo se unen para tener acceso a nuevos medicamentos.

 

Gilead probó Descovy en más de 5.000 hombres cisgénero y 74 mujeres transgénero, y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) lo aprobó sólo para esos grupos, no para las mujeres cisgénero o los hombres transgénero.

 

Para su ensayo, Viiv Healthcare dispuso que al menos la mitad de los participantes fueran hombres negros que tienen relaciones sexuales con hombres, el grupo más gravemente afectado por el VIH en los Estados Unidos. “Eso hace que este sea el estudio de intervención más grande” en esta población, dijo la Dra. Kimberly Smith, jefa de investigación y desarrollo de Viiv.Dos tercios de los participantes eran menores de 30 años y el 12 por ciento eran mujeres transgénero. El fármaco aún no se está probando en hombres transexuales, según la compañía.

 

El doctor Smith dijo que la compañía esperaba solicitar la aprobación de la FDA a principios de 2021.

 

Se espera que Truvada esté disponible en forma genérica el próximo año, dijo el doctor Walensky, y Viiv Healthcare debería fijar un precio bajo para el cabotegravir, porque los competidores serán cada vez más baratos: “Yo diría que la competencia aquí es el Truvada genérico, no el Truvada de marca”.

Fuente: Infobae.

Compartí: